Dos cosas que a todos nos encantan: el desayuno y las comidas ricas en proteínas. ¿Que podría ser mejor?

Cuando intentas alcanzar tus objetivos de ingesta de proteínas, es importante comenzar bien el día. Comer un desayuno rico en proteínas le ayudará a calcular cuánta proteína necesita incluir en el resto de sus comidas.

Podrías suponer que la mayor parte de tu proteína provendrá de la cena con un plato principal de carne, pollo, carne molida o pescado, pero no seas tan cerrado respecto del potencial proteico del desayuno. Después de hoy, verás que el desayuno puede ser igual de delicioso y centrado en proteínas.

Aquí tienes siete ideas de desayunos ricos en proteínas que puedes probar:

Panqueques n.º 1

¡Aún puedes disfrutar de los panqueques sin sacrificar las proteínas! El panqueque clásico generalmente se asocia con carbohidratos, pero los panqueques han recibido una actualización. Puedes encontrar muchas masas para panqueques ricas en proteínas en el supermercado o hacer las tuyas propias con los ingredientes que ya tienes en tu alacena.

Puedes preparar unos panqueques esponjosos, crujientes y llenos de proteínas con solo cuatro ingredientes. Mezcle proteína en polvo, huevos, agua o leche de almendras y levadura en polvo y tendrá una masa.

Lo divertido de usar tu propia proteína en polvo es que puedes hacer panqueques del sabor que quieras. Cookies N Cream, Mantequilla de maní y jalea, Pastel de cumpleaños de chocolate, Panqueques de mango, ¡mmm! Lo que tu corazón desee, hazlo.

Yogur n.º 2

El yogur por sí solo es un desayuno rico en proteínas y bajo en carbohidratos que es fácil de agregar a tu rutina matutina. Una porción de 170 g de yogur griego natural sin grasa suele contener 90 calorías y 16 g de proteína. Puedes agregar un poco de granola proteica, semillas de chía, almíbar sin azúcar, bayas o incluso proteína en polvo a tu plato y disfrutar.

Consejo profesional: Agregar proteína en polvo a su yogur le dará una textura similar a la de una mousse, dándole más volumen y ayudándolo a mantenerse lleno por más tiempo.

Un tazón de yogur es delicioso y nutritivo, pero también puede ser fantástico como aderezo cremoso para tus panqueques y waffles. El yogur natural puede adquirir fácilmente el sabor que desees, así que no temas agregar edulcorantes o salsas.

bowl of breakfast yogurt

Avena n.º 3

La avena y la avena son una gran fuente de carbohidratos y fibra, pero estamos aquí por las proteínas, entonces, ¿cómo podemos mejorar las cosas? Hay varias formas de agregar proteínas a la avena para crear un desayuno abundante, nutritivo y reconfortante.

Agregue su proteína en polvo favorita a un tazón de avena y listo, acaba de convertir la avena en un alimento para el desayuno rico en proteínas. Tu avena adquirirá el sabor de tu proteína en polvo, así que disfruta cambiando cosas todos los días.

Además de la proteína en polvo, puedes intentar incorporar claras de huevo, yogur, requesón o mantequillas de nueces a tu avena. El requesón, el yogur y las mantequillas de nueces son muy sencillos de incorporar y agregarán una cremosidad maravillosa a la avena. Las claras de huevo son un poco más complicadas y requieren algo de paciencia, pero tendrás un desayuno delicioso y lleno de proteínas si puedes evitar que las claras se revuelvan. Use fuego lento y con frecuencia agregue las claras de huevo a la avena; al final tendrá un desayuno delicioso y satisfactorio.

protein breakfast oats

Huevos #4

Hablando de huevos, son una excelente fuente de proteínas y son famosos por aparecer en el desayuno. No importa qué más quieras cocinar, una simple guarnición de huevos revueltos puede agregar fácilmente 20 gramos de proteína a tu desayuno, especialmente si te limitas a las claras.

Si no eres fanático de comer huevos simples, hay muchas maneras de prepararlos y agregarlos a tu desayuno. Aquí hay algunas recetas que deberías explorar:

  • Quiche de salchicha y coles de Bruselas
  • Bagel de huevos revueltos y salmón ahumado
  • Revuelto de tofu
  • Burrito de frijoles negros, huevo, queso bajo en grasa y aguacate
  • Tortilla con tus guarniciones favoritas
  • Huevos al horno en salsa de tomate con col rizada

egg breakfast dish

Tazón de batido de proteínas n.º 5

Los batidos son refrescantes y pueden ser una gran fuente de proteínas si se preparan adecuadamente. Con una licuadora y algunos otros ingredientes, puedes obtener un batido espeso y cremoso en minutos. Prueba esta receta si eres amante del café:

  • 1 plátano grande congelado
  • 1/2 taza de leche de almendras con chocolate
  • 1 cucharada de tu proteína en polvo favorita (prueba Cocoa Mocha o Crema de vainilla )
  • 1 paquete de café instantáneo, si lo deseas
  • 1 taza de espinacas o 1 cucharada de Veggie Greens
  • Unos cubitos de hielo

Mezclar todo y servir. Tu batido ya tendrá mucha proteína, pero también puedes agregar semillas de chía o mantequilla de nueces para obtener unos gramos extra.

#6 Pudín de chía

El pudín de chía está repleto de numerosos beneficios nutricionales. Puede obtener fibra, proteínas y grasas saludables en un tazón de pudín de chía.

Puedes preparar pudín de chía durante la noche con mucha facilidad. Mezcle semillas de chía, leche de coco, yogur griego descremado y su edulcorante favorito en un frasco y déjelo en el refrigerador durante la noche. Agrega un poco de fruta fresca y nueces encima por la mañana y disfruta. Las semillas de chía y el yogur son excelentes fuentes de proteínas, por lo que el pudín de chía es una excelente opción para el desayuno.

#7 Salchichas y Acompañamientos

Una y otra vez, las salchichas y el tocino han sido proclamados las mejores carnes para el desayuno. La salchicha suele ser una mejor opción que el tocino porque tiende a tener más proteínas y menos grasa. Leer las etiquetas nutricionales te ayudará a encontrar la mejor salchicha para ti. Busque ingredientes frescos y orgánicos que le entusiasmen, como manzanas, pollo y tomillo.

Las salchichas y hamburguesas para el desayuno no son solo para los amantes de la carne. Hay toneladas de opciones vegetarianas y veganas para elegir que son igual de ricas en proteínas y sabrosas.

Combina los sabores de tu salchicha con acompañamientos que combinen, como huevos feta, frijoles o espinacas sazonadas.

sausage breakfast dish

¡Disfruta!

Consumir tu proteína diaria no tiene por qué ser difícil, especialmente cuando tu desayuno te permite comenzar bien. Su plato puede rebosar de proteínas cuando sabe qué alimentos básicos comprar. Los huevos, el yogur, las carnes saludables y tu proteína en polvo favorita pueden llevar tu desayuno a un nivel superior.

Incluso si ninguna de las recetas anteriores le parece particularmente atractiva, tome su idea de desayuno y encuentre formas de incorporar esos alimentos básicos llenos de proteínas. Piense en la proteína en polvo y los huevos como ingredientes de masa, el yogur como un aderezo cremoso y las semillas como una proteína pequeña pero poderosa.

Hay muchas opciones de desayunos ricos en proteínas para que elijas; sólo tienes que encontrar tu favorito.

Maven Nzeutem